9 tips para gestionar los riesgos de tu organización

gestion riesgos

Las organizaciones se enfrentan a un sinnúmero de situaciones y factores de riesgo que pueden incidir en el cumplimiento de sus objetivos. Dichos incumplimientos pueden traducirse en PQRs, demandas, deserción de clientes, pérdidas económicas o incluso el cierre de la organización.

A continuación te presentamos una serie de consejos para gestionar efectivamente los riesgos de tu organización:

1. Piensa de forma proactiva, no reactiva

Es común pensar en la gestión de riesgos como un tema reactivo donde se activan planes de contingencia y demás. Sin embargo, una gestión efectiva del riesgo debe realizarse de forma proactiva. Analiza los posibles factores y anticípate con medidas preventivas o detectivas.


2. Define la gestión de riesgos como un principio

En materia de sistemas de gestión (de calidad, ambiental, de seguridad y salud en el trabajo, entre otros) es común encontrar que las empresas dan marcha a iniciativas de implementarlos principalmente por tendencias o exigencias del mercado, sin estar convencidos en su propósito real. Busca que la gestión del riesgo sea un lineamiento o principio corporativo, que provenga de los líderes de tu organización y que sea comunicada y concientizada en todos los niveles. 

 

3. Establece una metodología de gestión del riesgo

¿No sabes cómo, ni cuándo empezar?  Define una metodología de gestión de riesgos que se adapte a las necesidades de tu organización. Contempla el proceso de gestión del riesgo: 1) Identificación, 2) Análisis, 3) Evaluación, 4) Tratamiento y 5) Monitoreo y Control.

No tienes que inventarte la rueda, existen numerosas metodologías de gestión del riesgo. Sin embargo, asegúrate que se adapte a la industria, tamaño y naturaleza de tu organización; y recuerda comunicarla y socializarla a toda la organización.

 

4. Trabaja con los líderes de procesos

Quién mejor para conocer los posibles riesgos de tu organización que aquellas personas que intervienen en los procesos. Sin embargo, entrevistar a cada colaborador de tu organización puede resultar un proceso arduo y costoso. Una buena práctica es acordar una reunión con cada líder de proceso para identificar sus riesgos.

 

Webinar Gestión del riesgo KAWAK

 

5. Contempla las partes interesadas

Al realizar la gestión de riesgos es esencial que contemples todas las partes interesadas, es decir, aquellos actores que influyen o se ven influenciados por las actividades y/o procesos de tu organización.

 

6. Usa la información histórica

Si dispones de información histórica sobre eventos que hayan resultado de la materialización de riesgos de tu organización, úsala para medir la probabilidad e impacto de dichos riesgos.

 

7. Prioriza los riesgos

Al finalizar con la identificación de los riesgos, puede que te encuentres con una cantidad de riesgos que parecerá abrumadora. Evalúa los riesgos y prioriza el tratamiento de aquellos más críticos; si bien la materialización de los riesgos representa un alto costo para la organización, la gestión del riesgo también puede requerir de un presupuesto importante.

 

8. Cuando la prevención no funciona, reacciona y documenta

Si la organización realiza una gestión rigurosa de sus riesgos, podrá evitarse un gran porcentaje de estos. No obstante, algunos riesgos se materializarán, ya sea porque el riesgo no fue identificado o porque sus controles no fueron efectivos. Si esto te llega a suceder, documenta los eventos, investígalos y activa los planes de contingencia que hayas definido. Vuelve a evaluar tu matriz de riesgos, pues la frecuencia o el impacto del riesgo puede haber cambiado; esta información es clave para dar dinamismo a la gestión del riesgo y soporte a la toma de decisiones estratégicas en tu organización.


9. Mide, ajusta y mejora

Plantea metas e indicadores específicos, medibles, realistas y delimitados en el tiempo para tu sistema de gestión de riesgos. Mide y analiza los resultados y toma las acciones pertinentes para la mejora de tu sistema. Recuerda evaluar las metas periódicamente para asegurar que tu gestión ha pasado del papel a la acción.

Riesgos KAWAK

¿Te gustó el artículo? Nuestros lectores también leen los siguientes:

SUSCRÍBETE AQUÍ: ¿Quieres conocer más de nuestros contenidos?

Publicaciones recientes

Nueva llamada a la acción