La norma ISO 9001 ¿qué tan fácil o difícil puede ser?

Hand Drawn Keep It Simple Concept  on Chalkboard. Blurred Background. Toned Image.

Durante el tiempo que he podido relacionarme con el mundo de las normas internacionales ISO y sus numerales, como la ISO 9001, la ISO 14001, la ISO 45001 y muchas otras normas más, he identificado que la mayoría de las persona las perciben como una temática pesada, complicada, cuadriculada, inflexible y muy DIFICIL.... algo a lo que los empleados de las organizaciones le huyen, algo que no parece divertido.

¿Es acaso imposible que esto pueda ser fácil, simple, divertido y útil?

Pues la respuesta es que SI ES POSIBLE, es posible lograr acoger una norma internacional ISO de una forma simple y efectiva.

¿Qué pasa entonces, dónde está esa posibilidad escondida entre tanto numeral y debes de la norma?

Se esconde cuando la mirada de la norma es la mirada de los numerales solamente.

Numerales de la ISO 9001

Numerales para cumplir con la ISO 9001, ISO 14001, ISO 45001:

  1. Objeto y campo de aplicación
  2. Referencias Normativas
  3. Términos y Definiciones
  4. Contexto de la Organización
  5. Liderazgo
  6. Planificación
  7. Apoyo
  8. Operación
  9. Evaluación del Desempeño
  10. Mejora

Y después de tener sobre la mesa este listado de numerales y los requisitos o debes que contiene cada uno empezamos a forzar un cumplimiento, solo por cumplir la norma, y empezamos a perder la mirada de lo verdaderamente importante que es nuestra organización, la esencia, el motivo por el cual si existimos.

Querer meter toda una organización dentro de una vestidura de numerales trae consigo una gran complicación, es como intentar ponerse un vestido de astronauta para correr una maratón, pero lo peor no es eso, lo peor es estar convencido que el vestido de astronauta es la clave para ganarla.

 ¿Cómo entonces podríamos lograr que implementar una norma ISO sea SIMPLE, sea FÁCIL?

ISO 9001 SIMPLE y EFECTIVA

Pienso en que lo primero es poner atención plena a sus nombres y lo que esto significa, miremos por ejemplo la ISO9001:

- ISO 9001: Sistema de Gestión de Calidad

Acá entendemos que es un sistema, pero no cualquier sistema, ni un sistema externo, es nuestro sistema, el sistema de nuestra organización, no de la norma. Es para gestionar la calidad, no la calidad de los documentos, ni los indicadores, es para gestionar la calidad de lo que hacemos, de nuestra atención, de nuestro servicio o producto, de nuestra gente.

Si esto es tan evidente a simple vista, entonces ¿qué es lo que me complica?, lo que me complica es la perfección, es querer quedar en la versión perfecta y no entender que la perfección no existe, lo que existe es la evolución que nunca para y la evolución se va logrando paso a paso, iterando, cumpliendo ciclos constantemente, experimentando sin fin.

Nueva llamada a la acción

En este sentido algo que facilitaría mucho la implementación o administración de nuestro sistema de gestión de calidad sería empezar con la versión 1, acoplar los numerales a lo que hoy hago, lo mas sencillo posible, lo menos documentado posible, lo mas natural posible para iniciar mi ciclo PHVA en los procesos que más agregan valor a mi organización, para activar este motor en mi propio sistema y analizar los primeros resultados de este primer paso de orden interno que sin dudas llegarán.

Y si, acá una de las palabras claves es ORDEN, una palabra y un concepto que un muy estimado mentor me enseño años atrás con una simple frase que guardé en mi corazón y que me ha funcionado todo el tiempo en todos los roles de mi vida: "Virtud sin ORDEN, rara virtud", y es verdad, el orden es un pilar, un habilitador de muchas cosas, un facilitador.

Pero mi mentor me reforzó el concepto con un significado de ORDEN también muy valioso: "Orden es tener un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar", cuando hay orden encontrar algo será muy fácil, me ahorrará tiempo, me mantendrá alegre, me simplifica y me optimiza, pero como lo decíamos arriba, ojo con la perfección, esto no existe, lo que existe es la evolución, ir paso a paso, primero ordenando lo evidente, luego ajustando detalles, haciéndolo parte del día a día y poco a poco extendiéndolo a más áreas o procesos.

Cubes in 3D isolated over a white background

En este sentido estoy convencido que implementar un Sistema de Gestión de Calidad en una organización puede llegar a ser muy fácil y divertido, ah y no es solo para las grandes empresas, si se empezara a incorporar desde un emprendimiento mismo, no pensando en una certificación, sino en el valor que traerá ordenar la pequeña empresa para facilitar el crecimiento, se podría cambiar el concepto de lo complicado por el cual muchos le huyen, por el concepto de lo simple y apetecido habilitador de crecimiento y evolución.

Estoy convencido que si es posible que un Sistema de Gestión sea SIMPLE, y estoy convencido que esto no puede ser un privilegio de los grandes, sino de todos, los emprendedores y pequeñas empresas también pueden tenerlo y aprovechar el valor que les da para su crecimiento sostenible.

Actas e informes KAWAK

¿Te gustó el artículo? Nuestros lectores también leen los siguientes:

SUSCRÍBETE AQUÍ: ¿Quieres conocer más de nuestros contenidos?

Publicaciones recientes

Solicita un demo gratis