Mi gran aliado en la Gerencia de la empresa: EL SISTEMA DE GESTIÓN DE CALIDAD

Sailboat seen from Key West, Florida.

Hemos escuchado varias veces que el rol del Gerente General es como el rol de un capitán de barco en una travesía por el mar, algunas veces con un mar calmado y otras con mareas altas y aguas profundas que encierran una gran incertidumbre. Así veo y vivo este rol en el cual Dios me ha puesto en este momento.

 
Mi tarea como Gerente es dar siempre lo mejor de mi y guiar la tripulación en el camino y la dirección trazada por quienes gobiernan esta organización que decidí liderar.
 

Hoy quiero contarles que uno de los grandes aliados en esta tarea de guiar la empresa ha sido el Sistema de Gestión de Calidad. Si bien, en un principio, puede ser visto y percibido como algo normativo que pasa al espectro de lo ladrilludo y que genera “más oficio”, realmente lo veo como el gran aliado que, en el caso nuestro, nos ha permitido alinear las conversaciones y acciones con las metas y sueños de la empresa y de nuestro equipo.

En este breve artículo les contaré cinco BENEFICIOS por los cuales el Sistema de Gestión de Calidad es un aliado para todo capitán de barco:
 

Primero, clarifica la capacidad organizacional ya que esclarece y precisa a los miembros de la tripulación las estrategias e ideas que persigue la empresa. El propósito es maximizar esa capacidad organizacional a través de la interacción de las personas y de la discusión constructiva con un foco claro, pero abiertos siempre a explorar nuevas posibilidades.

En nuestro caso, nos ha permitido crear equipos interdisciplinarios y fomentar  conversaciones estratégicas entre los distintos miembros de la empresa, tanto directivos como de aquellas personas que están en contacto directo con el cliente, identificando oportunidades para mejorar la entrega de un servicio de alto valor.

 
Segundo, clarifica las responsabilidades, competencias y habilidades de cada miembro de la tripulación al definir qué se espera de cada uno y cuáles son las condiciones requeridas para poder cumplir con dichas responsabilidades. El propósito es facilitar a los tripulantes de este barco desarrollar sus talentos y competencias a través de la ejecución de las responsabilidades encomendadas, generando mejores resultados y especialmente un aprendizaje para sí mismo y para la organización en su conjunto.
 

En mi caso en particular, me ha permitido conocer qué mejorar en los entrenamientos y capacitaciones y, en ocasiones, me ha ayudado a reubicar personas en las funciones donde puedan expresar mejor esos talentos, mantener su motivación y brillar en su vida profesional.

Lee también: Cómo mejorar la eficacia de la gestión estratégica en mi empresa


Tercero, mejora el trabajo en equipo pues el Sistema de Gestión de Calidad ha sido fundamental en el fortalecimiento de las relaciones interpersonales de la tripulación así como de la toma de conciencia del valor que tiene trabajar realmente en equipo. El sistema de gestión es como un faro, puso a la luz los procesos y roles de las personas y ha permitido que cada persona se de cuenta del impacto que tiene en los demás. Sabemos lo que cada uno debe hacer y cómo se encadena lo que hacemos con lo que hace el resto de las personas.

 
Cuarto, clarifica en dónde debemos mejorar. Tener claridad en lo que hacemos y cómo lo hacemos permite saber en qué parte es necesario generar cambios para producir mejores resultados. El Sistema de Gestión de Calidad nos permite evaluar si estamos haciendo bien lo que se nos ha encomendado y esa observación permite generar caminos de mejora de manera consciente y continua.

 
Y ... Quinto, tranquilidad y confianza en nuestra capacidad empresarial al tener claro qué podemos hacer y a qué nos podemos comprometer. Compromisos con terceros que nos han permitido construir alianzas y trabajar en colaboración con el ecosistema de Innovación.

Lee también: Empresas más humanas y con grandes resultados


Como vemos, el Sistema de Gestión es mi gran aliado, me permite saber cómo lograr los objetivos, entender las acciones que debemos gestionar, los caminos que debemos seguir, clarificar sobre quiénes son los mejores para determinadas tareas, saber como empresa de qué somos capaces y con qué velocidad podemos actuar, además que me proporciona mucha tranquilidad en mi tarea como capitán de este barco.

Tecnología para sistemas de gestión de calidad - software ISO 9001


Diseñar e implementar un Sistema de Gestión de calidad requiere tiempo, alineación, coordinación y mucho trabajo en equipo. Sin embargo, es un esfuerzo que tiene enormes beneficios para toda la organización.


Considero que con el Sistema de Gestión pasamos de ser un negocio a construir una empresa organizada y sostenible. Formalizamos muchas prácticas y logramos darle vida propia a la empresa, pues la empresa hoy en día no depende de una persona, es un sistema vivo que día a día se fortalece. Este fortalecimiento viene ahora de las nuevas herramientas y metodologías de trabajo que ofrece el mercado que unidas a las capacidades generadas de trabajar con un equipo cohesionado, donde cada uno aporta y desarrolla sus talentos, nos permiten generar un crecimiento exponencial.

 
Por todo esto los invito a que convirtamos al Sistema de gestión de calidad en nuestro mejor aliado de las empresas. 
 

Ahora cuéntanos...  ¿cómo han enfrentado este reto de implementar el Sistema de Gestión de Calidad en la empresa?

¿Te gustó el artículo? Nuestros lectores también leen los siguientes:

¿Quieres conocer más de nuestros contenidos? Suscríbete aquí:

Publicaciones recientes

Comienza ya