GRACIAS MUJER por las empresas más humanas que creas

Tania Monroy
Escrito por Tania Monroy

Business people working as a team at the office

No me gustaría hablar de características de los hombres o características de las mujeres porque hacer una distinción que esto le pertenece a unos o a otros sería injusto. Separar características como la receptividad, la entrega, el dar amor, ofrecer compasión y conexión, imprimir fuerza y dar enfoque no parece justo, ni con los unos, ni con las otras.

En realidad separar y hacer distinciones de género me parece que es agresivo y en ocasiones hace que aumentemos el distanciamiento entre unos y otros. Me gusta más ver cualidades desde lo femenino y desde lo masculino. Y esas cualidades o energías las tenemos todos.

En el pasado, vivíamos separados y como que dejábamos que las características fueran de unos o de otros, pero hoy nos damos cuenta de que todos contamos con características que necesitamos traer a nuestra vida, tanto hombres como mujeres. Sin esa conexión, avanzamos con toda la fuerza y el enfoque, atropellando y pasando por encima de todo sin importar lo que vaya arrastrando. Tampoco podemos estar conectándonos con amor y compasión con todos y perder el enfoque y la fuerza para lograr nuestras metas.

En GRUPO VIDAWA, cuando decidimos hacer empresa, nos propusimos generar transformación, generar valor a un mercado y especialmente que nuestros clientes encontraran utilidad en lo que hacemos. Precisamente esas metas son la fuerza que nos motiva y por ello nos parece también fundamental entender la manera cómo logramos alcanzarlas. No queremos ser movidos solamente por nuestros propósitos y a como dé lugar lograrlos; queremos una manera más humana y con corazón de hacer las cosas. Queremos cuidar de nuestros clientes, cuidar de las personas que trabajan con nosotros y cuidar nuestro ambiente, queremos que el cómo sea un modo consciente. Un cómo en el que tenemos clara la meta y la forma de llegar a ella, reflejo de la empresa que hemos construido juntos.

IgualdadTodos esos cómos, han sido gracias a las mujeres y hombres que habitan en esta empresa. Somos una empresa muy balanceada, somos en cantidad 50% hombres y 50% mujeres. Hombres y mujeres que compartimos la fuerza de nuestras metas y el amor de nuestros cómos, aportando cada uno desde su orilla con el fin de construir una organización más humana que impacte el  entorno en el que vivimos.

Las mujeres en GRUPO VIDAWA son un pilar y en muchas ocasiones han sido inspiración para grandes cambios. Por ejemplo, somos una empresa que ha asumido con mucho reto el tema del teletrabajo y aunque este tema nos ha beneficiado a todos, ha sido inspirado en las mujeres quienes son unas profesionales de “racamandaca” y que a la vez, han crecido como personas y han construido familias y hogares con hijos. Nos encanta porque buscan balance en sus vidas y también ser inspiración para otras mujeres en que sí es posible desarrollar una profesión y a la vez construir un hogar.

Liderazgo mujer

Hoy compartimos estos detalles de nuestra empresa porque queremos ser inspiración y que este relato corto los inspire a crear acciones para entender el rol tan importante de la mujer en las empresas. Es muy importante contar con ella en todos los niveles. Muy importante por el balance y equilibrio que trae a toda la organización.

Creo que cuando se asignan características al hombre, es tan duro por que se le quita una parte esencial de su ser, de la misma manera cuando se asignan características a la mujer. Nos necesitamos mutuamente, hombres y mujeres, aceptando esta simbiosis. Necesitamos en las organizaciones, en la vida, en los hogares y en las relaciones incorporar estas dos características inseparables la fuerza y el amor.

Hoy celebramos el día de la mujer y queremos expresar un agradecimiento a todas las mujeres que valientemente han sabido abrir el camino, facilitando que hoy en día las mujeres profesionales tengamos derechos muy diferentes a los que estaban sometidas las mujeres en el pasado. Gracias a la contribución de todas las mujeres, a su creatividad, a su entrega, a su receptividad, a su enfoque y a su manera de contribuir en el logro de las metas organizacionales. Hemos recorrido un camino y ahora siguen más retos en pro de la igualdad y de crear ambientes propicios para el desarrollo de los hombres y las mujeres del futuro.


Un abrazo y hasta pronto,

¿Te gustó el artículo? Nuestros lectores también leen los siguientes:

SUSCRÍBETE AQUÍ: ¿Quieres conocer más de nuestros contenidos?

Publicaciones recientes

Comienza ya