¿Qué puede hacer la gratitud por mi organización?

Tania Monroy
Escrito por Tania Monroy

Woman smiling arms raised up to blue sky, celebrating freedom. Positive human emotions, face expression feeling life perception success, peace of mind concept. Free Happy girl on beach enjoying nature

Las organizaciones son redes humanas y para alcanzar grandes resultados requieren ser terrenos fértiles y llenos de vida.  

Los seres humanos son quienes construyen esos resultados, por tanto, las estrategias que se desarrollen con el talento humano son la base para obtenerlos.

Una gran estrategia es fomentar la gratitud en la organización, por eso quiero compartirles en este post una serie de hallazgos sobre los efectos de la gratitud en el ser humano y su salud mental. Resultados que como miembros de una organización empezamos a experimentar, crearemos un entorno armónico en el que el trabajo en equipo, la colaboración y el reconocimiento del otro será el terreno fértil para alcanzar esos grandes resultados.

¿Haz sentido alguna vez que vas por la vida como en piloto automático y tu mente no está en lo que estás sino que divaga en muchas ideas del pasado o del futuro?

Por ejemplo, cuando estás en la ducha, ¿piensas en todo lo que debes hacer durante el día, en todas aquellas rutas que puedes tomar para que tu camino sea más eficiente? O cuando vas manejando, ¿piensas en lo que le vas a decir al cliente o vas recordando ese momento en que algo te hizo sentir feliz o algo que no salió tan bien y piensas lo que aconteció una y otra vez?  Así nos la pasamos. Lavamos los platos de la casa y estamos pensando en lo que debemos traer del supermercado o en la conversación que debemos tener con nuestro hijo adolescente. Nuestra mente está en un lugar y nuestro cuerpo en piloto automático haciendo lo que le dijimos que debía hacer, dejamos de disfrutar aquellas cosas simples pero maravillosas de la vida por estar en ese corre corre porque nuestra atención va saltando de un lugar para otro y no nos enfocamos en el ahora.

Precisamente, la gratitud es una de las herramientas que nos permite salir del piloto automático y afirmarnos en lo positivo de la vida, enfocando nuestro cerebro en lo positivo y dándonos como seres humanos una mayor sensación de felicidad.

Woman relaxing outdoors looking happy and smiling

Cuando salimos de ese piloto automático una de las grandes cosas que suceden es que comenzamos también a ser conscientes de nuestras emociones. Las emociones tienen una función en nuestras vida. Todas son importantes y tienen un mensaje para decirnos.

Para nuestros padres, abuelos y ancestros, evidenciar y dejar ver las emociones, dejar su libre expresión eran vistas como signos de debilidad. Sin embargo, desde hace unos años hablamos de inteligencia emocional y vemos las emociones como algo muy diferente, las vemos como parte de nuestra vida. Las emociones no son buenas, ni malas, simplemente son y entre más podamos sentirlas, comprender su mensaje, es mucho mejor para nuestra vida.

Dejarnos manejar por las emociones es lo que no debemos dejar que suceda. Cuando no tenemos desarrollada esa capacidad de observarnos y de ver lo que acontece dentro de nosotros, las emociones toman el control y nos llevan a hacer cosas que no queríamos. Por eso es importante aprender a observarnos con atención y esto lo logramos cuando dejamos de vivir en automático y comenzamos a vivir en el ahora. Entender que debemos enfocar nuestra atención en modo presente, tanto en lo que acontece afuera como lo que acontece dentro de nosotros, nos ayuda a conocernos mejor y a comprender mejor nuestras emociones.

Aprender a observar las emociones en el mundo de hoy es muy importante, saber que las emociones van cambiando y que no debemos aferrarnos ni a las emociones positivas ni a las negativas. El mundo moderno en el que vivimos muchas veces pone nuestra atención en lo que nos falta y en emociones no tan gratas, por ello, la gratitud es una gran estrategia para afirmarnos en lo positivo de la vida.

Las personas que incluyen la gratitud como una actitud de vida son más capaces para recibir todo lo que la vida les trae, visualizan los aspectos negativos y positivos como regalos que les trae la vida. Reconocer todas las cosas que tiene la vida, en lugar de orientar nuestra mirada en lo que falta, hace que apreciemos cada cosa inclusive aquellas que no son perfectas o que tiene asuntos que no son buenos. Nos permite mirar la vida como una totalidad con todo lo que trae.

La gratitud nos permite reconocer que hay alguien o un ser superior que impactó positivamente mi vida y a quien le puedo expresar mi gratitud.

La gratitud sentida, de manera genuina, nos impulsa a ser recíprocos y a compartir con el benefactor, nos invita a ser altruistas y colaboradores. Nos ayuda a dar y nos invita a compartir con las personas que están a nuestro alrededor. Nos hace sentir conectados con los demás.

Las personas agradecidas tienden a ser más felices, a hacer mejores cosas, les gusta a ayudar a otros, perdonan más fácilmente, son compasivas, entre muchas otras cosas.  

CTA Módulo talento humano

La gratitud genera cambios en nuestro cerebro y mejora nuestra atención. Sabías que uno de los químicos del cerebro que se segrega cuando somos agradecidos es la serotonina. La serotonina se encarga de regular el apetito, estado de ánimo, temperatura corporal y el sueño.

Un estudio realizado por Wong y Joshua con estudiantes de una universidad que buscaban ayuda terapéutica para mejorar la ansiedad y la depresión dio como resultado que la gratitud es una actividad muy sencilla que puede traer grandes beneficios a las personas. Wong y Joshua tomaron un grupo de 300 adultos y los dividieron en tres grupos así: el primero debía escribir una carta de gratitud por semana durante tres semanas; el segundo grupo debía escribir los pensamientos más profundos y sus sentimientos alrededor de sus experiencias negativas; y el tercer grupo no debía hacer nada.

Encontraron que las personas que estaban en el primer grupo experimentaron menores niveles de ansiedad y depresión. Además, mostraron resultados increíbles de impacto en la mente y el cuerpo:

  • La gratitud nos aparta de las emociones tóxicas como la envidia y el resentimiento ya que permite reafirmarnos en lo positivo. Las personas en cuyas cartas se refirieron menos a emociones negativas, experimentaron mejor salud mental.
  • La gratitud ayuda incluso si no la compartes. Sólo el 23 % de los adultos envió las cartas y no hubo diferencia entre los dos grupos. Simplemente con escribir la carta elevaron su salud mental. Aunque se sugiere enviar las cartas por las relaciones que se generan.
  • Los beneficios de la gratitud toman tiempo. Los resultados se observaron después de 4 semanas y lo interesante es que se observaron muchos más resultados después de 12 semanas. Incluir la gratitud en nuestras vidas, se convierte como una bola de nieve en un efecto positivo para la salud mental de las personas.
  • La gratitud tiene efectos duraderos en el largo plazo en el cerebro. En los scanner que se hicieron al cerebro de las personas a quienes se les invitó a participar en actividades de agradecimiento, se evidenció que había mayor sensibilidad en la corteza prefrontal media, que está asociada al aprendizaje y a la toma de decisiones. Las personas que son más agradecidas desarrollan su atención y se enfocan en lo positivo de la vida. Practicar la gratitud ayuda a entrenar el cerebro a ser más sensible a la experiencia de la gratitud y en el largo plazo mejora la salud mental

Para finalizar quiero proponerte un reto para ti y las personas en tu organización: Haz una lista de todas las personas que han impactado positivamente tu vida, desde que naciste. Piensa en tu familia, tus amigos, las personas de las empresas donde has trabajado, tus amigos... Escoge una persona de ellas y escríbele una carta de gratitud. Recuerda que el ser humano es un ser social y desde que nacemos nuestro desarrollo depende de nuestra relación con el otro. Si te lo propones podrías escribir periódicamente una carta de gratitud a una persona en tu vida y experimentar tú mismo los efectos demostrados en las investigaciones.

Como hemos visto la gratitud es una actividad muy sencilla a la cual podemos acceder fácilmente y genera un impacto positivo en nuestra salud.

Nueva llamada a la acción

Otra estrategia que podemos aplicar es dedicar unos minutos diarios a escribir esas cosas buenas que nos han sucedido.

Invita a implementar estas pequeñas estrategias a tu equipo de trabajo, esto contribuirá positivamente en todos ellos y será un terreno fértil para grandes resultados.

 

Hasta pronto!!!

¿Te gustó el artículo? Nuestros lectores también leen los siguientes:

SUSCRÍBETE AQUÍ: ¿Quieres conocer más de nuestros contenidos?

Publicaciones recientes

Comienza ya