Auditoría ambiental: Inspección para evitar el daño ambiental

La auditoría ambiental tiene como principal objetivo comprometer a las empresas con la sostenibilidad ambiental por medio de inspecciones periódicas. En esta evaluación se verifica que la operación de la empresa no afecte al medio ambiente.

El medio ambiente es el sostén principal de la vida, sin embargo a través de los años ha existido un exceso en el uso de los recursos naturales, ocasionando daños notorios en el planeta como deforestaciones masivas, emisión de gases, contaminación de aguas y deterioro de suelos.

Como una necesidad de controlar este balance de uso de los recursos naturales en las industrias, surge la necesidad de efectuar auditorías ambientales por entes de control competentes con el fin de hacer un uso razonable y sostenible de los recursos.


Objetivos de la auditoría ambiental


Cuando hablamos de auditoría ambiental, nos referimos a la evaluación del cumplimiento de la norma ISO 14001. La meta principal de las empresas sostenibles es aplicar prácticas y estándares, como la certificación ISO 14001, con las cuales la compañía defina unas políticas adecuadas de control, planificación y corrección de las actividades que pueden llegar a estar comprometidas con el daño del medio ambiente.

Lee también: Conceptos y definiciones clave sobre auditorías

Los objetivos más comunes de una auditoría ambiental en las industrias son:

  • Analizar que el sistema de gestión ambiental se adapte a los estándares de la norma 14001
  • Verificar el nivel de cumplimiento de todos los procesos del sistema de gestión ambiental
  • Precisar que los diferentes departamentos y empleados de la empresa son participantes activos
  • Evaluar el éxito de los objetivos establecidos en materia ambiental
  • Crear nuevas medidas correctivas en caso de que no se estén alcanzando los objetivos
  • Determinar las áreas por mejorar
  • Cambiar los procedimientos que no han sido eficientes.

Nueva llamada a la acción


La auditoría ambiental de la norma ISO 14001 se efectúa una vez implementado el sistema de gestión ambiental, para de esta manera evaluar si el alcance y los criterios de este sistema se adaptan a las reglamentaciones correspondientes. Una inspección adecuada debe ser realizada por un personal especializado que tenga la capacidad de alcanzar los objetivos deseados y evidenciar la situación real de la empresa con total objetividad.

Al tener un equipo auditor competente se obtienen los siguientes beneficios:

  • Mejorar los protocolos para el cuidado del medio ambiente y los recursos naturales
  • Demostrar el compromiso de la empresa con la sostenibilidad ambiental
  • Verificación adecuada de todas las leyes ambientales
  • Evaluación correcta de los programas de capacitación
  • Tener un diagnóstico real de los problemas que pueden surgir a corto, mediano y largo plazo
  • Conocer los ahorros económicos que se pueden generar por tener políticas eficientes de cuidado ambiental

Aerial Shot of Amazon rainforest in Brazil, South America

Aspectos a tener en cuenta para una auditoría ambiental

Para poder realizar una auditoría ambiental correcta y lo más eficiente posible, es indispensable cumplir con las siguientes etapas:

Planificación

Se designa a un responsable y un equipo para realizar la auditoría, ya sean integrantes de la organización o con una empresa externa especializada. Lo importante es garantizar la imparcialidad, con el objetivo de mostrar la situación real de la empresa y detectar los aspectos a mejorar en materia de sostenibilidad ambiental.

Luego de tener asignado al equipo auditor, se gestiona toda la información necesaria para poder planificar la agenda y determinar la metodología que se va a utilizar.


Desarrollo de auditoría

Después de notificar la fecha y hora de ejecución de la auditoría y establecer las reglas que se van a tener en cuenta, se procede a realizar una evaluación exhaustiva al sistema de gestión ambiental que tiene implementado la empresa.

En la ejecución de la auditoría del sistema de gestión se debe evidenciar una conciencia y compromiso con mantener un medio ambiente sano y también con el cumplimiento de las políticas establecidas por la organización y la normatividad vigente.

Cierre de auditoría

Al cierre de la auditoría, se comunican los resultados obtenidos y se exponen las medidas correctivas que se deben adaptar. Todos los resultados deben publicarse en un informe, donde se detallan las observaciones, los hallazgos y los datos relevantes que se obtuvieron. Del mismo modo es vital involucrar a las partes interesadas o impactadas por las acciones correctivas para que en conjunto pueda generarse conciencia sobre los hallazgos y posteriormente lograr soluciones exitosas amigables y sostenibles con el medio ambiente.

El cuidado del medio ambiente es responsabilidad de todos,  por eso las industrias y la sociedad en general debemos actuar conscientemente frente al uso de los recursos y cuidado del planeta.

DESCARGA AQUÍ una plantilla para diagnóstico y lista de chequeo de la norma  ISO 14001

 

¿Te gustó el artículo? Nuestros lectores también leen los siguientes:

Suscríbete aquí a nuestro blog:

Publicaciones recientes

Solicita un demo gratis